Archivo de la etiqueta: fuego salvaje

La Armadura de Dios – Estudio Biblico

armaduradedios

Recientemente coloque en mi blog La Palabra de Fe una serie de enseñanzas acerca de la Armadura de Dios, que son mis notas cuando enseño ese curso.

Aquí les dejo los enlaces para que puedan utilizarlos no solo en su estudio personal sino para compartirlos con otros.

Peleando la Buena Batalla de la Fe

¡Redimidos!

El Día Que Satanás Perdió Su Autoridad

Reconociendo a Nuestro Enemigo

Resistiendo en el Día Malo

El Cinturón de la Verdad

La Coraza de la Justicia

El Calzado de la Predicación del Evangelio de la Paz

El Escudo de la Fe

El Yelmo de la Salvación

La Espada del Espíritu

Orando en Todo Tiempo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

El peligro de convertir la Iglesia en una Escuela Bíblica

Esto si que suena raro, pero es la verdad.

Cometí el error 2 veces, gracias a dios que las 2 iglesias continúan con otros pastores porque quedaron con un buen fundamento; en particular la última con un nuevo pastor con la unción para predicar la iglesia ha avanzado bastante.

Pero yo cometí un error, por el hecho de enseñar la Buena Palabra de Dios, y no se engañen es algo muy necesario, deje de lado la predicación, y dejé de lado la posibilidad de crecer.

En Mateo 4:23 vemos como era el ministerio de Jesús: “Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.”

No solo enseñaba, era lo primero que hacía, pero no dejaba de lado la predicación del evangelio.

En Mateo 9:35 dice: “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.”

Nuevamente vemos a Jesús enseñando y predicando.

En el libro de Hechos vemos como la iglesia primitiva siguió el mismo patrón:

“Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo” (Hechos 5:42).

La enseñanza y la predicación son 2 cosadiferentes; la enseñanza nos explica lo que estamos tratando, mientras que la predicación anuncia.

A mi me gusta ir al cine; pero hace tiempo me di cuenta que el comercial de la película es diferente a la película en sí.

El comercial te llama a ver la pelicula, y eso es lo que hace la predicación, nos llama a conocer lo que Cristo hizo por nosotros.

La predicación es el que, la enseñanza es el como.

La predicación es más alegre y vivaz; la enseñanza es más tranquila.

La predicación aviva a la gente, la enseñanza la edifica.

Tanto la predicación como la enseñanza vienen por la unción del Espíritu Santo.

No perdamos la predicación, démosle su lugar, y aunque a veces sea como un fuego salvaje, recuerden que es mejor un poco de fuego salvaje que estar en un cementerio.

Necesitamos la enseñanza y la predicación en la iglesia.

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

¿Estamos perdiendo el mover de Dios?

Pertenezco a una generación gloriosa, una que fue utilizada por Dios en las décadas del ’80 y el ’90 para traer el avivamiento al Perú.

Estuve dentro del movimiento carismático de principios de los ’80 cuando veíamos gente convertirse por miles, fue el primer gran avivamiento en mi país y fue la semilla de grandes iglesias que hoy existen en mi país.

En la segunda mitad de esa década entré al avivamiento de la Palabra de Fe, también conocido como el avivamiento de la Palabra de Dios; en el cual se dio una preponderancia a la Palabra de Dios no solo de una manera teórica sino práctica.

Si el primer avivamiento tuvo un énfasis en el Bautismo con el Espíritu, este segundo llegó con los dones del Espíritu y las señales que acompañaban a la Palabra.

Vimos grandes milagros y sanidades, la manifestación de los dones y el poder de Dios.

Así pasamos la decada de los ’90 con un increscendo de las manifestaciones del Espíritu y del mover de Dios, y preparándonos para “El Último Gran Avivamiento del Espíritu Santo.”

Pero me parece que algo se perdió en medio del camino, en las reuniones de hoy en día es como si algo se hubiera perdido.

La Palabra sigue siendo buena, es innegable, pero es como si las manifestaciones del Espíritu estuviesen alejándose poco a poco, cada ves vemos menos conversiones.

¿Hemos perdido algo sin darnos cuenta?

Recientemente encontré en internet una gran serie de enseñanzas de Kenneth Hagin en audio, y empecé a pasarme horas al día escuchándolas, y recordé que ese era el Espíritu que teníamos, el mover, la expectativa por lo sobrenatural.

En una de las enseñanzas el explicaba porque muchas iglesias no tienen el mover de Dios, y hablo de iglesias de buena enseñanza, y el citó el último verso de 1 Corintios 12, donde dice que debemos de anhelar (codiciar en la Biblia en inglés) los dones mejores.

¿Lo hacemos el día de hoy?

¿Nos hemos conformado con solo oír la Palabra y nada más?

Un pastor muy sabió dijo; “En la iglesia prefiero un poco de fuego salvaje que estar en una congeladora.”

¿No es tiempo de un poco de “fuego salvaje”?

En os próximos artículos estaré compartiendo más del tema.

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized