Archivo mensual: septiembre 2012

El Ministerio del Apóstol – Parte 1

Introducción

   

El día de hoy se habla mucho del ministerio apostólico, es un tema que se levanta cada cierto tiempo causando confusión en el cuerpo de Cristo; hoy día hay muchos pastores, que se convirtieron primero en profetas y luego en apóstoles, como si esto fuera  orden jerárquico ministerial.

Estando de misionero en Chile en el 2001 conocí al esposo de una hermana que me comentó que en Santiago había una red apostólica a la cual pertenecía y que quería que perteneciese, traté de demostrarle con la Palabra que eso no era algo bíblico pero no pudimos llegar a nada.

El asunto es: ¿Se ha perdido el ministerio del apóstol? No, en absoluto, el problema es que mucha gente no se ha tomado tiempo para estudiar el tema y se ha dejado llevar por la corriente actual.

Se han olvidado el consejo que Palo le dio a Timoteo “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”; o como dice en la versión King James: “Estudia con diligencia. . . .”

Otro problema actual es que hay muchos engañadores que se han levantado y que se aprovechan de la falta de conocimiento de los pastores para venir y apropiarse del dinero de las congregaciones y si es posible de la congregación misma.

En Oseas 4:6  dice: “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.”

Mi pastor Jim Andrews, un verdadero apóstol, da el ejemplo de los apóstoles de tarjeta; que son aquellos que se presentan en iglesias y confraternidades con sus tarjetas de presentación en las cuales dice que son apóstoles, el problema es que de apóstoles solo tienen la tarjeta.

En el otro lado las iglesias cesacionistas enseñan que el ministerio del apóstol ya cesó con los doce apóstoles y Pablo, a quien consideran el reemplazante de Judas.

Pero el ministerio del apóstol no se ha perdido, sino que sigue vivo y vigente el día de hoy, lo cual veremos a lo largo de este estudio.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fe