Archivo mensual: marzo 2011

La Gracia de Dios – Parte 6

La Gracia Salvadora

La gracia es el reflejo de la naturaleza de Dios.

La ley es el reflejo de los esfuerzos y la naturaleza del hombre. La ley fue el vehículo a través del cual tratamos de salvarnos y fallamos.

La gracia es el medio a través del cual Dios trató de salvarnos y tuvo éxito.

Dios fue el iniciador de nuestra salvación, Él es el autor y consumador de nuestra fe. Él se interesó por nosotros antes que nosotros por Él. Antes que tengamos un problema Él ya tiene la solución.

Isaías 65:1

1  Fui buscado por los que no preguntaban por mí;  fui hallado por los que no me buscaban.  Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí,  heme aquí.

Jesús fue el cordero que fue inmolado desde antes de la fundación del mundo.

No podemos elegir como salvarnos; solo hay un método, la ley no puede hacerlo.

La ley estaba compuesta de aspectos morales y aspectos ceremoniales.

En el Nuevo Testamento la ley se retrata en Romanos y Hebreos. Son como pilares gemelos que muestran el contraste entre la ley y la gracia. Ambos tratan extensamente acerca de la imposibilidad de la ley para salvarnos.

Romanos 3:19-24

19  Pero sabemos que todo lo que la ley dice,  lo dice a los que están bajo la ley,  para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios;

20  ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él;  porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

21  Pero ahora,  aparte de la ley,  se ha manifestado la justicia de Dios,  testificada por la ley y por los profetas;

22  la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él.  Porque no hay diferencia,

23  por cuanto todos pecaron,  y están destituidos de la gloria de Dios,

24  siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.

Romanos trata con esta imposibilidad de salvación del hombre basado en su dilema moral; ya que el hombre es pecador por naturaleza. Hebreos trata con los actos ceremoniales para el perdón de pecados mostrando que solo eran sombras.

Hebreos 8:3-5

3  Porque todo sumo sacerdote está constituido para presentar ofrendas y sacrificios;  por lo cual es necesario que también éste tenga algo que ofrecer.

4  Así que,  si estuviese sobre la tierra,  ni siquiera sería sacerdote,  habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley;

5  los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales,  como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo,  diciéndole: Mira,  haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.

Hebreos 10:1

1  Porque la ley,  teniendo la sombra de los bienes venideros,  no la imagen misma de las cosas,  nunca puede,  por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año,  hacer perfectos a los que se acercan.

La ley tenía como propósito que toda boca se cierre y todo el mundo quede culpable delante de Dios (ya que por la ley es el conocimiento del pecado).

La ley no creo nuestra naturaleza pecaminosa sino que es por la ley que tenemos conocimiento de que el pecado esta en nosotros.

Romanos 4:15

15  Pues la ley produce ira;  pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión.

La ley nos muestra un estándar de justicia que nos muestra que ya somos injustos.

Romanos 5:13

13 Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado.

La imputación de la ley se basa en el conocimiento. La ley es como una línea que nos muestra cuando la cruzamos.

Romanos 7:7-13

7  ¿Qué diremos,  pues?  ¿La ley es pecado?  En ninguna manera.  Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia,  si la ley no dijera: No codiciarás.

8  Mas el pecado,  tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia;  porque sin la ley el pecado está muerto.

9  Y yo sin la ley vivía en un tiempo;  pero venido el mandamiento,  el pecado revivió y yo morí.

10  Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte;

11  porque el pecado,  tomando ocasión por el mandamiento,  me engañó,  y por él me mató.

12  De manera que la ley a la verdad es santa,  y el mandamiento santo,  justo y bueno.

13  ¿Luego lo que es bueno,  vino a ser muerte para mí? En ninguna manera;  sino que el pecado,  para mostrarse pecado,  produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno,  a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso.

Dios colocó la ley en nuestros corazones para mostrar que no hay lugar para traspasarla, por lo que no tenemos excusa.

Pablo estaba vivo con la ley en una época; cuando era un niñito. Los niños judíos eran entrenados diligentemente en la memorización de las Escrituras desde muy temprana edad. Luego con el conocimiento de la ley venía el resultado del pecado, la muerte espiritual.

La naturaleza de pecado está en uno, pero no somos responsables sino hasta que llegamos a la edad de la responsabilidad; que puede variar de niño en niño.

La ley es santa; no hay nada malo en ella, el mal se encuentra en nosotros. La ley no provee soluciones, lo único que hace es mostrarnos el problema.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

La Gracia de Dios – Parte 5

Tres Áreas Principales de Como  la Gracia se Aplica Hoy en Nuestras Vidas

Hay un gran número de versos acerca de la gracia que no se refieren a la salvación inicial; existe la gracia salvadora, la gracia para estar firme y la gracia para servir (también podemos encontrar la gracia santificadora y la gracia para dar).

Definamos primeramente cada una de ellas para luego poder verlas en detalle.

La gracia salvadora es la impartición de la vida de Dios.

La gracia para estar firme es la impartición de la fortaleza de Dios.

La gracia para servir es la impartición de la habilidad de Dios.

La gracia salvadora significa que el poder de Dios ha sido soltado hacia una persona y está obrando en ella; justificándola y haciéndola una nueva criatura.

La gracia para estar firme significa que el poder de Dios ha sido soltado hacia una persona y está obrando en ella, fortaleciéndola y capacitándola para mantenerse victoriosa en esta vida.

La gracia para servir significa que el poder de Dios ha sido soltado hacia una persona y está obrando en ella, equipándola y capacitándola para servir a Dios en una cierta medida.

Estas gracias están disponibles para cada persona sin excepción; para todos los creyentes y varía de creyente en creyente dependiendo de su llamado.

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

La Gracia de Dios – Parte 4

Veamos ahora algunas definiciones de la Gracia:

1. Favor Inmerecido

Esto nos habla de un favor que no hemos ganado.

El problema con esta definición es que lagente se concentra en lo “inmerecido” por lo que se sienten tan indignos que fallan en recibir el favor. No lo merecemos pero es nuestro.

2. Las riquezas de Dios a nuestro favor a la cuenta de Cristo

Debemos contrastar la misericordia de la gracia.

La misericordia es no recibir lo que merecemos; la gracia es recibir lo que no merecemos.

La medida de la gracia es la diferencia entrelo que merecemos (el infierno) y lo que obtenemos (el cielo).

La gracia es Dios haciendo por nosotros lo que nunca podríamos hacer por nosotros mismos.

La gracia es la suma total de todo lo que Dios hizo por nosotros en Cristo y que es administrado para nosotros por Su Espíritu.

La gracia es el poder de Dios actuando a favor nuestro basado en Su carácter.

3. El amor de Dios sin límites hacia nosotros

El amor de Dios no tiene límites ni condiciones y a través de Su gracia fluye libremente hacia nosotros sin que tengamos que hacer algo a cambio.

En 1 Juan 4:19 dice: “Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.”

Su amor no depende de lo que hayamos hecho, ni siquiera que lo hayamos amado primero, ya que el dio la iniciativa, Él dio el primer paso para acercarse a nosotros.

En Juan 3:16 lo vemos clarísimo cuando dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” ¿Qué padre dio jamás una prueba de tan grande exceso de amor a un hijo suyo, como las que dio Dios a los hombres al entregar a Jesús por nosotros?

Es por medio de la gracia que Dios puede derramar ese amor sin límites por nosotros. Como dice en Romanos 8:

Romanos8:32-39

32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos contados como ovejas de matadero.

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

En ese gran amor nos proveyó todas las cosas para nosotros de manera incondicional sin que tengamos que ganarlo porque Cristo ya las ganó por nosotros.

Podemos estar seguros y confiados de que el amor de Dios está siempre disponible para nosotros sin importar lo que hagamos o que dejemos de hacer ya que nada nos podrá separar de ese gran amor de Dios.

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

La Gracia de Dios – Parte 3

Lo que Es la Gracia

La gracia es parte de la misma naturaleza de Dios. En su gracia Dios tiene una benevolencia agresiva inclinada a mostrarnos bondad y concedernos favores.

La inclinación de Dios es el ser bueno con nosotros, es mostrarnos Su favor. Dios no nos está reteniendo nada; Él es un recompensador.

Los siguientes versos nos muestran cómo es que la gracia fluye de Dios a nosotros:

Salmo 35:27 (Nueva Versión Internacional)

27  Pero lancen voces de alegría y regocijo los que apoyan mi causa, y digan siempre: “Exaltado sea el Señor, quien se deleita en el bienestar de su siervo.”

Salmo 68:19

19  Bendito el Señor;  cada día nos colma de beneficios el Dios de nuestra salvación.  Selah

Salmo 84:11 (Nueva Biblia de los Hispanos)

11 Porque sol y escudo es el SEÑOR Dios; Gracia y gloria da el SEÑOR; nada bueno niega a los que andan en integridad.

Salmo 145:16

16  Abres tu mano, y colmas de bendición a todo ser viviente.

Lucas 12:32

32  No temáis,  manada pequeña,  porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino.

Juan 10:10

10  El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir;  yo he venido para que tengan vida,  y para que la tengan en abundancia.

Romanos 10:12

12  Porque no hay diferencia entre judío y griego,  pues el mismo que es Señor de todos,  es rico para con todos los que le invocan.

Dios no hace diferencia entre judíos y no judíos, Él es rico con todos los que le invocan; es decir con cada uno de nosotros.

Efesios 1:6

6  Para alabanza de la gloria de su gracia,  con la cual nos hizo aceptos en el Amado.

Efesios 1:6 (La Biblia de las Américas)

6 Para alabanza de la gloria de su gracia que gratuitamente ha impartido sobre nosotros en el Amado.

La gracia de Dios es abundante para nosotros, Dios nos la ha impartido gratuitamente por medio de Cristo.

La gracia fue demostrada y personificada por medio de Jesús

Juan 1:14 (Nuevo Testamento de Arcas y Fernández)

14 Y aquel que es la Palabra se hizo hombre y habitó entre nosotros; y vimos su gloria, la que le corresponde como Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Juan 1:14 (Biblia del Pueblo de Dios)

14 Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad.

Jesús, que es la Palabra Viva, se hizo hombre, y vimos Su gloria; Él estaba (y está) lleno de gracia.

Lucas 2:40

40 Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él.

La gracia de Dios estaba sobre Jesús.

Lucas 4:22

22  Y todos daban buen testimonio de él,  y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca,  y decían: ¿No es éste el hijo de José?

La gente se asombraba al escuchar las palabras de gracia que salían de la boca de Jesús.

Jesús era la gracia personificada.

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized