Archivo mensual: septiembre 2010

El Arte Perdido de la Evangelización – Parte 3

Las Armas de Nuestra Milicia

2 Corintios 10:3-5

Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.

Para poder hacer la gran comisión Dios nos ha dado una serie de armas espirituales que nos ayudarán a cumplir con nuestra labor. No podemos decir que no podemos, porque no es solo nuestro esfuerzo sino que trabajamos juntamente con Dios. Veamos nuestras armas

1. La Palabra de Dios (Leer Isaías 55:10-11)

Esta es el arma más poderosa que tenemos, la Palabra de Dios que como espada de doble filo llega al fondo del corazón del incrédulo (Hebreos 4:12).

Cuando predicamos la Palabra de Dios esta hace lo que quiere y logra que la persona que nos escucha pueda nacer de nuevo

2. Tenemos la Unción en Nosotros (Leer 1 Juan 2:20-27)

Cada creyente ha sido ungido por Dios; esa La unción que tenemos en nosotros es la presencia de Cristo en nosotros a través del Espíritu Santo en nuestro interior.

Como dice en 1 Juan 4:4: “El mayor vive en nosotros”; por eso cuando predicamos no lo hacemos solos sino que con la ayuda de la unción en nuestro interior.

3. El Espíritu Santo convenciendo al mundo de pecado (Leer Juan 16:7-11)

La Traducción en Lenguaje Actual pone el verso 8 así: Cuando el Espíritu venga, hará que los de este mundo se den cuenta de que no creer en mí es pecado.”

Aquí vemos como es que el Espíritu Santo convence al mundo de su pecado, que es en esencia el no creer en Jesús.

4. El Poder de Dios para Testificar (Leer Hechos 1:4-9)

Cuando recibimos el bautismo con el Espíritu Santo recibimos el poder de Dios para testificar.

5. Las Señales que nos Acompañan (Leer Marcos 16:17-18)

La palabra señal es la griega semeíon; que significa un hecho sobrenatural; un milagro, una señal, un signo.

Nuestro evangelio es un evangelio de poder así que aprovechemos y usemos las señales milagrosas que Dios nos dio.

6. Jesucristo Predica Junto con Nosotros (Leer Marcos 16.20)

Esta es una de las verdades más maravillosas, cuando predicamos, Jesús está a nuestro lado predicando con nosotros

La Biblia en Lenguaje sencillo lo coloca así: Y los discípulos, por su parte, salieron a anunciar por todas partes las buenas noticias del reino. El Señor Jesús los acompañaba y los ayudaba por medio de señales, y así Dios demostraba que los discípulos predicaban el mensaje verdadero.”

Jesús trabaja con nosotros cuando predicamos el evangelio así que prediquemos con entera confianza sabiendo que no estamos solos

Conclusión

Teniendo estas poderosas armas vayamos y alcanzamos al mundo sabiendo que no estamos solos sino que tenemos el respaldo de Dios para cumplir esta Gran Comisión.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina