Creer en el Corazón


23 En verdad os digo que cualquiera que diga a este monte: “Quítate y arrójate al mar”, y no dude en su corazón, sino crea que lo que dice va a suceder, le será concedido.
24 Por eso os digo que todas las cosas por las que oréis y pidáis, creed que ya las habéis recibido, y os serán concedidas
Marcos 11:23-24 (La Biblia de las Américas)

En este pasaje encontramos una frase que es la clave para recibir de Dios; debemos creer con el corazón.

Mucha gente no recibe respuestas a sus oraciones por esto que es tan sencillo, por el creer en el corazón.

¿Que es creer con el corazón?

Sencilla y simplemente con el espíritu.

Veamos lo que dice 1 Pedro 3:4 en varias versiones para poder entender como es que el corazón es el espíritu

Biblia al Día
Que vuestra belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo ÍNTIMO DEL CORAZÓN y consiste en UN ESPÍRITU suave y apacible. Ésta sí que tiene mucho valor delante de Dios.

La Biblia de las Américas
Sino que sea EL YO INTERNO, con el adorno incorruptible de UN ESPÍRITU tierno y sereno, lo cual es precioso delante de Dios.

Palabra de Dios para Todos
Su belleza debe venir del CORAZÓN, del INTERIOR DE SU SER, porque la belleza que no se echa a perder es la de un ESPÍRITU suave y tranquilo, valioso ante los ojos de Dios.

Reina Valera Actualizada
Sino que sea LA PERSONA INTERIOR DEL CORAZÓN, en lo incorruptible de UN ESPÍRITU tierno y tranquilo. Esto es de gran valor delante de Dios.

Este hombre interior, que es llamado por Pedro: la persona interna del corazón, el yo interno, el corazón que está en el interior de su ser o lo intimo del corazón es el espíritu humano, o el verdadero hombre.

Entonces para recibir de Dios debemos creer con ese hombre interior que es nuestro espíritu.

En Romanos 10:8-10 vemos como es que el creer en el corazón fue una fase primordial para nuestra salvación:

Romanos 10:8-10 (La Nueva Versión Internacional)
8 ¿Qué afirma entonces? “La palabra está cerca de ti; la tienes en la boca y en el corazón.” Ésta es la palabra de fe que predicamos:
9 que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.
10 Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo.

Tuvimos que creer en nuestro corazón para luego poder confesar a Jesús como Señor de nuestras vidas.

¿Como se produjo este creer?

En Romanos 8:14 dice: “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?”

Uno tiene que escuchar alguien que le predique la Palabra.

En Romanos 10:17 dice: “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”

La fe viene a nuestros corazones cuendo estamos oyendo la Palabra de Dios.

Para poder a llegar a creer en nuestro corazón, para de ese modo poder recibir d eDios, debemos oír la Palabra de Dios.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Apocrifos, armadura de Dios, ángeles, Biblia, Blogroll, Chile, Cristologia, Demonios, diezmos, dinero, Fe, futuro, Google Earth, guerra espiritual, iglesia, jesus, Kenneth Hagin, milagros, ministerio, navidad, oración, peru, prosperidad, Resurrección, RHEMA, Sanidad Divina, Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s