Archivo mensual: junio 2007

El Nuevo Nacimiento (Juan 3 – Biblia Amplificada de Fe)

En este ocasión queremos compartir el Capítulo 3 del Evangelio de Juan.

En el encontramos la verdad del Nuevo Nacimiento, y como es que una persona necesita de Renacer para tener la vida eterna.

El Ciberpastor

 

 

Capítulo 3

1 Había entre los fariseos un hombre notable (importante, prominente, principal) llamado Nicodemo1, que era un dirigente (una autoridad) entre los judíos.

2 Este vino de noche a Jesús y Le dijo: “Rabí (Maestro), sabemos que has venido de parte de Dios como maestro, porque nadie puede hacer las señales milagrosas2 que Tú haces si es que Dios no está con él.”

3 Jesús le respondió: “Te aseguro que el que no renace (nace de nuevo) de lo alto (de arriba) no puede percibir3 (conocer, saber, ver, reconocer) el Reino de Dios.”4

4 Nicodemo le preguntó: “[¿Qué significa eso?] ¿Cómo puede nacer cuando un hombre ya es anciano [viejo]? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y volver a nacer?”.

5 Jesús le respondió: “En verdad te digo que el que no renace del agua5 y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios.

6 Lo que nace de la carne es carne (lo que nace del ser humano es vida humana), lo que nace de Espíritu es espíritu.

7 No te sorprendas de que te haya dicho: “Ustedes tienen que renacer (nacer de nuevo) de lo alto (de arriba)”.

8 El viento sopla por donde quiere, y tú oyes su silbido (su voz, su sonido), pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo le sucede al que ha nacido del Espíritu.

9 Nicodemo volvió a preguntarle: “¿Cómo es posible que esto suceda?”

10 Jesús le respondió: “Tú eres maestro de Israel, ¿y no entiendes6 (sabes, reconoces, llegas a conocer) estas cosas?

11 Te aseguro que nosotros percibimos7 (conocemos, sabemos, reconocemos) lo que decimos, porque lo hemos visto8 (discernimos claramente, experimentado); pero ustedes no creen lo que les decimos porque no reciben ni aceptan nuestro testimonio.

12 Pero si no son capaces de creerme ni siquiera cuando me refiero a las cosas terrenales [que pertenecen a este mundo], ¿cómo van a creerme cuando me refiera a las cosas celestiales [que vienen de Dios]?

13 Y nadie subió (ascendió) al cielo, sino el que bajo (descendió) del cielo, el Hijo del hombre que está9 en el cielo10.

14 Porque así como Moisés, en el desierto, levantó [sobre un vara] la serpiente de bronce [para que viviesen los que estaban al borde de la muerte]11, así también es necesario que el Hijo del hombre sea levantado

15 para que todos los que crean en Él tengan Vida (zoe, la clase de vida que Dios tiene) eterna.

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado (entregado) a su Hijo Unigénito (único) para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida (zoe, la clase de vida que Dios tiene) eterna.

17 Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar12 ni condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo13 (alcance la salvación) por medio de Él.

18 El que cree en él, no es juzgado ni condenado; pero el que no cree, ya ha sido juzgado y condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo Unigénito [único] de Dios.

19 Y este es el motivo del juicio y la condenación: en que la Luz vino al mundo, y los hombres prefirieron y amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

20 Porque todo el que obra y hace lo malo odia la Luz y no se acerca a ella, por temor de que sus obras (pecados) sean descubiertas, expuestas, reprendidas, refutadas y reprobadas14.

21 Por el contrario, todo el que [obra y hace lo correcto y] practica la verdad, se acerca a la Luz, para que todos puedan ver claramente y se ponga en manifiesto que sus acciones corresponden a la voluntad de Dios [por haber sido hechas en obediencia y dependencia a Él].

22 Después de esto, Jesús se fue con sus discípulos a la región de Judea. Permaneció allí con ellos durante un tiempo y se dedicó a bautizar a la gente.

23 Pero Juan también seguía bautizando en Enón15, cerca de Salim16, porque había mucha agua en ese lugar y la gente continuaba acudiendo para hacerse bautizar.

24 Esto sucedía antes de que Juan hubiera sido encarcelado.

25 Se originó entonces una controversia entre los discípulos de Juan y un judío, acerca de la [ceremonia de la] purificación.

26 Fueron a buscar a Juan y le dijeron: “Rabí (Maestro), el [hombre] que estaba contigo al otro lado del Jordán y del que tú has dado testimonio, también bautiza y todos acuden a él”.

27 Juan les respondió: “Ningún hombre puede atribuirse ni apropiarse nada que no haya recibido del cielo.

28 Ustedes mismos me son testigos de que les he dicho [claramente]: “Yo no soy el Cristo (el Mesías), sino que he sido enviado delante de él [para preparar Su camino]”.

29 Es como en una boda: el novio es quien se deleita con la presencia de la novia; pero el amigo del novio, que está cerca de él y le escucha, también se goza de la alegría del novio. Pues bien, yo soy como el amigo del novio, y mi gozo (alegría) esta ahora completo.

30 Porque es necesario que el crezca cada día en importancia, mientras que yo tengo que disminuir (menguar).

31 El que viene de lo alto (de arriba, del cielo) está por encima de todos. El que es de la tierra pertenece a la tierra y habla el lenguaje de la tierra (las cosas terrenales). El que viene del cielo está por encima de todos [porque es superior a todos en prominencia y excelencia];

32 y da testimonio de lo que ha visto (discernido claramente y experimentado) y oído, pero nadie recibe Su testimonio [como que es verdadero].

33 Más el que recibe Su testimonio certifica [y pone su sello de aprobación en el hecho de] que Dios es veraz.

34 Porque el que ha sido enviado por Dios, habla las propias palabras de Dios, porque Dios le da el Espíritu sin medida (sin límites ni restricciones).

35 El Padre ama (con el amor ágape, que es la clase de amor divino) al Hijo y ha puesto (entregado) todo cuanto existe en sus manos.

36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna (zoe, la clase de vida que Dios tiene), pero el que rehúsa creer en el Hijo [y prefiere desobedecerle y ser rebelde] no verá la vida, sino que la ira de Dios estará sobre su cabeza.

1 Nicodemo significa: “Victorioso con el pueblo o victoria del pueblo, sangre inocente” (Hitchcock)

2 semeíon (gr); una indicación sobrenatural; un milagro, una señal, un signo

3 eído (gr); conocer, saber, percibir, reconocer, saber, ver, comprender, conocer, conocido, entender, ignorar, informar, mirar

4 Jesús le estaba diciendo a Nicodemo que para percibir y comprender las cosas espirituales hay que renacer

5 Matthew Henry dice: “La obra regeneradora del Espíritu Santo se compara con el agua.” En Tito 3:5 nos habla del lavamiento de la regeneración o nuevo nacimiento; en otros pasajes de Juan vemos que el usa el agua como un tipo de la obra del Espíritu en el creyente (Juan 4:13-14, Juan 7:37-39).

6 ginosko (gr); notar, reconocer, saber, sentir, tener, entender, informar, llegar (al conocimiento), cerciorar, comprender, conocer, conocimiento

7 ver 3

8 joráo (gr); fijarse en; discernir claramente, experimentar, ver, mirar

9 verbo en tiempo presente

10 Matthew Henry dice: “Jesucristo es capaz en toda forma de revelarnos la voluntad de Dios; porque descendió del cielo, y aún está en el cielo. Aquí tenemos una nota de las dos naturalezas distintas de Cristo en una persona, de modo que es el Hijo del Hombre, aunque está en el cielo.”

11 Números 21:4-9

12 krino (gr); condenar, castigar, juzgar

13 sozo (gr); salvar, librar, proteger

14 elenjo (gr); refutar, amonestar, acusar, convencer, convicto, redargüir, reprender.

15 Significa “lugar de fuentes”, era un lugar que quedaba al oeste del Jordán

16 Significa “zorro, puños, camino, pacífico”, es un lugar cercano al río Jordán que se encuentra a 40 km. al sur del mar de Galilea.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized

Viviendo la nueva vida (Colosenses 3 – Biblia Ciberamplificada)

Colosenses 3

 
1 Ya que ustedes han resucitado con Cristo (el Ungido) [a una nueva vida al identificarse con su resurrección de los muertos], busquen [constantemente] las cosas de arriba (los bienes del cielo) donde Cristo está sentado a la diestra (mano derecha) de Dios.

 

2 Dispongan su mente y concentren su atención y su pensamiento en las cosas de arriba (los bienes del cielo),  no en las cosas de la tierra (los bienes terrenales)1,

 

3 porque ustedes [ya] han muerto [a la vida vieja y al mundo], y su vida   está escondida con Cristo (el Ungido) en Dios.

 

4 Cuando Cristo (el Ungido), que es nuestra vida (zoe, la misma clase de vida que Dios tiene), sea manifestado2 (sea visible, aparezca), entonces ustedes también serán manifestados (hechos visibles, aparecerán) con Él en [el esplendor de Su] gloria.  

 

5 Por ese motivo,  destruyan la fuerza y hagan morir de ustedes todo lo que es propio de la naturaleza terrenal y pecaminosa: inmoralidad sexual (fornicación),  impureza (inmundicia),  pasiones desordenadas,  malos deseos (poner el corazón en lo que es prohibido) y avaricia,  la cual es idolatría.

 

6 Pues la ira (el aborrecimiento, el castigo) de Dios vendrá [sobre los hijos de desobediencia (incredulidad obstinada y rebelde)]4 por causa de estas cosas,

 

7 en las que también ustedes anduvieron [y practicaron] en otro tiempo cuando vivían en ellas.

 

8 Pero ahora también [ustedes] dejen y desechen [completamente] todo esto: ira, enojo, malicia (maldad, depravación), blasfemia (maldiciones, insultos), lenguaje ofensivo (obsceno) de su boca.  

 

9 Dejen de mentirse los unos a los otros, ya que se han despojado (desvestido) completamente del viejo hombre [no renacido espiritualmente] y sus malos hábitos [y prácticas],

 

10 y se han vestido del nuevo hombre [renacido espiritualmente], el cual se va renovando continuamente hacia un verdadero y completo conocimiento, conforme a la imagen de Aquél que lo creó.    

 

11 En esta nueva creación (naturaleza) no hay diferencia entre Griego y Judío, circunciso e incircunciso, bárbaro (uno que no era Griego, ni por nacimiento ni por cultura), Escita (el tipo más bajo y salvaje de bárbaro), esclavo o libre, sino que Cristo (el Ungido) es todo, y en todos [para todos los hombres en cualquier lugar sin importar su raza o condición].

 

12 Por eso, como escogidos (elegidos, favoritos, selectos) de Dios, santos (separados para Dios) y amados [por Dios], vístanse de sentimientos de profunda compasión y de bondad, humildad (humillación de mente, modestia), amabilidad (gentileza, mansedumbre) y paciencia (el poder para soportar todo lo que venga manteniéndose siempre el mismo),

 

13 soportándose (tolerándose, sobrellevándose) unos a otros y perdonándose mutuamente, si alguno tiene queja contra otro. Como Cristo (el Ungido) los perdonó liberalmente, así háganlo también ustedes.

 

14 Y sobre todas estas cosas, vístanse de amor (ágape, el amor sobrenatural de Dios que el Espíritu Santo derramó en nuestros corazones), que es el vínculo perfecto [de unidad y armonía].

 

15 Y que la paz de Cristo (el Ungido) reine (gobierne) en sus corazones (espíritus), a la cual en verdad fueron llamados en un solo cuerpo; y sean agradecidos.

 

16 Que la palabra de Cristo (el Ungido) habite en ustedes en abundancia [y con todas sus riquezas], con toda sabiduría enseñándose y amonestándose unos a otros con salmos (poemas u odas espirituales), himnos (canciones de alabanza y adoración dirigidas y dedicadas a Dios) y cánticos espirituales (canciones que dan revelación de la Palabra dada por el Espíritu Santo), cantando a Dios en sus corazones (espíritus) con acción de gracias.

 

17 Y todo lo que hagan [sea] de palabra o de obra, háganlo todo en nombre del Señor Jesús (el Salvador), dando gracias a Dios Padre por medio de Él.

 

18 Esposas, sométanse [sujétense y adáptense] a sus esposos, como conviene en el Señor.

 

19 Maridos, amen (con el amor ágape, que es el amor sobrenatural de Dios que el Espíritu Santo derramó en nuestros corazones)a sus mujeres y no sean ásperos (duros, amargos) con ellas.

 

20 Hijos, obedezcan siempre a sus padres en todo, porque esto es agradable al Señor.

 

21 Padres, no sean pesados con sus hijos, ni los exasperen, ni los irriten, para que no se desanimen ni desalienten [debido a que las reprensiones desmedidas pueden quebrar su espíritu].

 

22  Esclavos (siervos), obedezcan en todo a sus amos terrenales, no para ser vistos, como los que quieren agradar a los hombres, sino con sinceridad de corazón (espíritu), temiendo [reverentemente] al Señor.

 

23 Todo lo que hagan, háganlo de corazón (del espíritu), como para el Señor y no para los hombres,

 

24 sabiendo conscientemente que del Señor recibirán la recompensa de la herencia. Es a Cristo (el Ungido) el Señor a quien sirven.

 

25 En cambio, el que obra injustamente recibirá el pago que le corresponde, sin importar cual sea su condición [porque el Señor no actúa con preferencias ni favoritismos].

 

1 La idea aquí es: “No solo busquen el cielo, piensen también en el Cielo”

2 faneróo (gr), hacer visible o aparente, poner en evidencia, presentarse, aparecer, demostrar, descubrir, manifestar, hacer manifiesto

3 nekróo (gr), hacer morir, despojar de poder, destruir la fuerza de

 

4 Esta frase no se encuentra en los mejores manuscritos

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized

Contra los Gnósticos (Colosenses 1 – Biblia Ciberamplificada)

Asì como la Epístola a los Gálatas es una defensa contra los judaizantes y su enseñanza de que la salvación solo se logra con la Ley más Jesucristo; en Colosenses Pablo refuta magistralmente las “enseñanzas ocultas” del gnosticismo, y demostrando que el misterio oculto desde las generaciones es Jesucristo en nosotros, la esperanza de gloria.

Veamos el Capítulo 1 en esta versión

Colosenses 1

1 Pablo, apóstol (mensajero, agente, enviado especial) de Jesucristo (el Salvador Ungido), por la voluntad divina (el plan, propósito y elección de Dios) y el hermano Timoteo,

2 a los santos (creyentes separados y consagrados) y fieles (dignos de confianza, inconmovibles, inquebrantables) hermanos en Cristo (el Ungido) que residen en [la ciudad de] Colosas. Gracia (el favor y la buena voluntad de Dios) y la paz (bienestar integral) de Dios nuestro Padre1.

3 Damos gracias siempre a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo (el Salvador Ungido), al orar por ustedes,

4 pues hemos recibido noticias de su fe en Jesucristo (el Salvador Ungido) y del amor (ágape, el amor sobrenatural de Dios) que tienen por todos los santos (los creyentes en Cristo),

5 a causa de la esperanza que está reservada para ustedes en los cielos. De esta esperanza ustedes oyeron antes en la palabra (el mensaje) de verdad del evangelio.

6 Estas buenas noticias que ustedes han recibido y que se extiende en el mundo entero, dando fruto [y continuando creciendo por el poder inherente que lleva en si mismo]. Esto mismo sucede entre ustedes, desde [el día] que oyeron y entendieron la gracia (el favor y la buena voluntad) de Dios en toda su verdad [, es decir, ustedes llegaron a conocer la realidad del favor y la buena voluntad que Dios tiene por ustedes profunda, clara y completamente, de manera que llegó a convertirse en una verdad intima y segura en ustedes],

7 al ser instruidos (enseñados) por Epafras, nuestro amado compañero2 (consiervo, coesclavo) en el servicio de Dios. Quien es para ustedes un fiel ministro (diácono, servidor) de Cristo (el Ungido),

8 el cual también nos informó acerca del amor (ágape, el amor sobrenatural de Dios) que hay en ustedes en el Espíritu [Santo].

9 Por esta razón, también nosotros, desde el día que lo supimos (lo oímos), no hemos cesado de orar3 [ofreciendo peticiones] por ustedes, pidiendo4 específicamente [que reciban el] que sean llenos del [completo y profundo] conocimiento5 de Su voluntad en toda sabiduría6 y comprensión7 (discernimiento) espiritual,

10 Así podrán comportarse [y vivir] de una manera digna del Señor, agradándolo (complaciéndolo) completamente en todo, fructificando en toda clase de obras buenas y progresando (incrementando) en el pleno conocimiento5 de Dios.

11 y ser fortalecidos [y llenos de energía]8 con toda la fuerza y energía9 propia del poder manifiesto10 de Su gloria, para obtener toda perseverancia y paciencia en toda situación con gozo,

12 dando gracias al Padre, que los ha facultado (capacitado, hecho idóneos) para participar (tener una porción) de la herencia de los santos (creyentes en Cristo) en [el reino de la] luz.

13 Quien nos libró (rescató, sacó) [de la tiranía] del poder11 [y autoridad] de las tinieblas y nos trasladó al Reino de Su amado Hijo,

14 en quien tenemos redención12 [o liberación mediante el pago de un precio que fue la sangre de Jesús]: la remisión13 (o perdón) de los pecados.

15 El (Cristo) es la imagen14 (reproducción exacta y manifestación visible) del Dios invisible, el primogénito de toda creación [por tener prioridad y soberanía sobre ella].

16 porque en Él fueron creadas todas las cosas en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, dominios (poderes, gobernadores), principados (gobernantes) o autoridades (influencias delegadas, potestades)15: todas las cosas han sido creadas por medio de Él y para Él.

17 Y Él (Cristo) es [y ha existido] antes de todas las cosas, y en El todas las cosas subsisten [y permanecen].

18 Él es también la cabeza de Su Cuerpo que es la Iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos16, a fin de que en todas las cosas tenga y ocupe el lugar de preeminencia.

19 Porque le agradó al Padre que en Él (Cristo) habitara permanentemente toda la plenitud (de la Deidad),

20 y, por medio de Él (Cristo), reconciliar totalmente consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz;

21 y también a ustedes, que en otro tiempo estaban alejados de Dios y que eran sus enemigos, por tener la mente ocupada en las malas obras y tener una actitud hostil.

22 Pero ahora, Dios los ha reconciliado en Cristo en Su cuerpo de carne, entregándolo a la muerte, a fin de que ustedes pudieran presentarse delante de Él como una ofrenda santa, sin mancha e irreprensibles.

23 y esto hará Él si es que en verdad permanecen bien cimentados y constantes en la fe [en Cristo], sin moverse de la esperanza del evangelio que ustedes han oído, que fue proclamado a toda la creación debajo del cielo, y del cual yo, Pablo, fui hecho ministro (servidor).

24 Ahora me alegro de sufrir por ustedes, pues así voy completando en mi propio cuerpo los sufrimientos de Cristo (el Ungido), por causa de Su cuerpo, que es la Iglesia.

25 De la cual yo fui constituido ministro, porque de acuerdo con el mayordomía17 (dispensación, plan, administración) de Dios, he sido encargado de llevar a su plenitud entre ustedes la Palabra de Dios,

26 el misterio (secreto) que estuvo oculto desde los siglos y generaciones [tanto de los ángeles como de los hombres], pero que ahora ha sido manifestado a sus santos (los creyentes en Cristo).

27 A quienes Dios quiso dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio (secreto) entre los Gentiles (las personas que no son Judías), que es Cristo (el Ungido) en ustedes, la esperanza de gloria.

28 A este Cristo (el Ungido) predicamos (proclamamos), aconsejando y enseñando con toda sabiduría a todos los seres humanos, para presentarlos a todos maduros (completamente crecidos, completos, perfectos) en Él.

29 Con este fin también trabajo constantemente, esforzándome según la operación de Su poder milagroso9 que obra poderosamente (y de manera sobrehumana)18 en mí.

1 Algunas versiones añaden: “y del Señor Jesucristo”

2 súndoulos (gr), esclavo del mismo amo

3 proseújomai (gr), una palabra general para oración, “ofrecer peticiones”

4 aitéo (gr), una palabra específica para oración que significa pedir para que algo sea dado, no para que sea hecho, dando mayor importancia a aquello por lo que se pide en lugar de la persona

5 epignosis (gr), esta palabra que tiene un grado mayor que gnosis (conocimiento) y da a entender un conocimiento mucho más grande y profundo; es un conocimiento que llega a capturar y penetrar un objeto

6 sofía (gr), es una palabra general que abarca el rango completo de las facultades mentales, sean más altas o más bajas, sea del mundo o espiritual

7 súnesis (gr), es la facultad especial de la inteligencia o el entendimiento que nos permite discernir entre lo falso y lo verdadero, y comprender las relaciones entre las cosas

8 dunamóo (gr), verbo que significa: llenar de energía, fortalecer, vigorizar

9 dunamis (gr), sustantivo que significa: La fuerza, la habilidad, el poder, el poder inherente, el poder residente en una cosa en virtud de su naturaleza, poder que una persona o cosa ejerce y despliega

10 krátos (gr), significa: poder relativo y manifestado, imperio, potencia, proeza

11 exousía (gr), significa: libertad de acción y tiene varias acepciones secundarias como (1) autoridad, poder o influencia delegada y (2) tiranía, anarquía, poder irrestricto o arbitrario

12 apolútrosis (gr), significa: liberación o rescate mediante el pago de un precio; el precio pagado por nuestro rescate fue la sangre de Jesucristo

13 afésis (gr), significa: liberar de la atadura o de la prisión; viene de afiemi que significa enviar, despedir, entregar, remitir. La idea aquí es que nuestros pecados no solo fueron perdonados sino remitidos o quitados completamente de nosotros gracias al pago del rescate que fue la sangre de Jesús

14 eikón (gr), significa: representación, semblanza, imagen; una reproducción en todo aspecto

15 tronos, dominios, principados y autoridades nos hablan de tanto de ángeles santos y caídos como de demonios y hombres

16 Cristo es el primogénito de entre los muertos en el sentido que fue el primero en resucitar de entre los muertos y nacer de nuevo espiritualmente

17 oikonomía (gr), significa: administración de una familia o propiedad; en este pasaje, dentro del plan de Dios Pablo recibió la mayordomía de predicarle el Evangelio a los gentiles

18 energéo (gr), significa: la eficiencia, la actividad, la operación del poder sobrehumano, ya sea de Dios o del diablo.


Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized