Archivo mensual: mayo 2007

Teniendo la misma actitud de Jesús (Filipenses 2 – Versión Ciberamplificada)

Filipenses 2

 
1 Por eso,
  si sienten alguna consolación (exhortación, estímulo) en su relación [y unión] con Cristo (el Ungido), algún consuelo (tierna persuasión) que venga de su amor divino (el amor ágape), alguna comunión (compañerismo, participación) en el Espíritu, algún afecto profundo y compasivo,

 

2  completen mi alegría [y gozo] viviendo en armonía y teniendo un mismo parecer (un mismo pensamiento,  un mismo sentir),  un mismo amor [ágape, que es la clase de amor que Dios tiene],  unidos en espíritu y pensamiento.

 

3 No hagan nada por egoísmo (rivalidad, contienda, espíritu de competencia) o por vanagloria (vanidad, orgullo), sino que humildemente cada uno de ustedes considere al otro como superior y más importante que a sí mismo,

 

4 no mirando [ni velando, ni buscando] cada uno por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás.

 

5 Tengan los mismos sentimientos, actitud y forma de pensar que tuvo Jesucristo (el Salvador Ungido),

 

6 quien siendo Dios mismo por naturaleza [al poseer la totalidad de los atributos que hacen que Dios sea Dios], y después de no estimar (ni considerar) el hecho de ser igual Dios (la expresión misma de la esencia divina) como un tesoro al cual agarrarse firmemente y retenerlo a cualquier costo;

 

7 sino que se despojó (vació, se rebajo voluntariamente) a sí mismo tomando la forma de un esclavo de nacimiento (siervo), haciéndose semejante a los hombres y naciendo como un ser humano.

 

8 Y estando en la condición (forma) de hombre se humilló aún más, pues se hizo obediente hasta el extremo de la muerte, la deshonrosa muerte en la cruz.

 

9 Por lo cual [, es decir, debido a ese acto voluntario de suprema humildad es que] Dios también Lo exaltó hasta lo sumo, y Le confirió (otorgó, concedió) el nombre que es sobre todo nombre,

 

10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos,  y en la tierra,  y debajo de la tierra (en los abismos que se encuentran en las partes más bajas de la tierra)1;

 

11 y toda lengua confiese que Jesucristo (el Salvador Ungido) es el Señor,  para gloria de Dios Padre.

 

12 Por eso, amados míos, de la manera en que siempre me han escuchado con atención y obedecido, no sólo en mi presencia, sino ahora mucho más en mi ausencia, ocúpense de su salvación2 hasta su conclusión final con temor [reverencial] y temblor [, es decir, con cautela y discreción para evitar hacer algo que ofenda o deshonre a Dios];

 

13 porque Dios [, por Su poder en ustedes,] es quien produce [constantemente] en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad.

 

14 Hagan todas las cosas sin murmuraciones [, lamentos o quejas contra Dios], ni discusiones [, peleas o contiendas entre ustedes],

 

15 para que sean irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin culpa (ni tacha) en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual ustedes resplandecen como luminares en el mundo [de tinieblas],

 

16 sosteniendo firmemente la Palabra de Vida, a fin de que yo tenga motivo para regocijarme y gloriarme en el día de [la venida de] Cristo (el Ungido), ya que no habré corrido mi carrera en vano ni habré trabajado en vano.

 

17 Pero aunque mi sangre sea derramada como libación (ofrenda líquida) sobre el sacrificio y servicio de su fe, me regocijo y comparto mi gozo con todos ustedes.

 

18 Por eso les pido que ustedes también estén alegres, llenos de gozo, como también yo lo estoy.

 

19 Pero espero y confío en el Señor Jesús (el Salvador) que podré enviarles pronto a Timoteo, a fin de que yo también sea animado y consolado al tener noticias de ustedes.

 

20 Porque no tengo a nadie tan identificado y unido conmigo en la preocupación sincera por ustedes, y que esté tan genuinamente interesado en su bienestar.

 

21 Porque todos los demás buscan sus propios intereses y no los de Jesucristo (el Salvador Ungido).

 

22 Pero ustedes ya conocen los probados méritos [, la entereza de carácter y fidelidad,] de Timoteo, que sirvió (trabajó) conmigo celosamente en la propagación, difusión y avance del Evangelio como un hijo sirve a su padre.

 

23 Así que espero enviárselo tan pronto como se aclaren mis asuntos y conozca el desenlace de mi causa.

 

24 Por otra parte, tengo confianza en el Señor de que pronto podré ir a visitarlos personalmente.

 

25 Sin embargo, entretanto llega ese momento, he creído necesario enviarles de vuelta a Epafrodito, mi hermano, colaborador y compañero de lucha, a quien ustedes enviaron como su mensajero (apóstol) para que me asistiera (ministre) en mis necesidades.

 

26 El tenía un gran deseo de volver a verlos a todos ustedes, y estaba muy preocupado porque se habían enterado de su enfermedad.

 

27 Porque en verdad, él estuvo enfermo y al borde de la muerte; pero Dios tuvo compasión (misericordia) de él, y no sólo de él sino también de mí, para no añadir tristeza a mi tristeza.

 

28 Por eso me doy mucha prisa en enviarlo, para que al verlo de vuelta ustedes se alegren, y yo esté sin pena.

 

29 Recíbanlo en el Señor con toda alegría y honren (tengan en alta estima) a los que son como él,

 

30 porque estuvo al borde de la muerte por causa de la obra de Cristo (el Ungido), arriesgando su vida para completar lo que faltaba en el servicio (ministerio) de ustedes por mí.

 

 

1 Reina Valera 1865: Para que al nombre de Jesús toda rodilla de lo celestial, de lo terrenal, y de lo infernal se doble

 

2 La salvación de la que se habla aquí no es de justificación sino de santificación; compare con Santiago 1:21 y 1 Pedro 1:9

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized

Nuevos Libros de El Ciberpastor

¿Còmo están amados?

Aquí les envío la dirección para que puedan adquirir mis libros

Que Dios les siga bendiciendo

El Ciberpastor

Epstola de Gálatas - Versión Ciberamplificada

Epístola de Gálatas – Versión Ciberamplificada (libro)

Impreso: $6.99

Descarga: $0.99

En la Epìstola de Gálatas se encuentra el eterno dilema de la fe y las obra; ¿la salvación será por fe o sera por obras? Lea esta nueva versión de la Biblia para poder encontrar la respuesta a este dilema.

 

 

Como Ser Bautizado Con el Espìritu Santo

Como Ser Bautizado Con el Espìritu Santo (libro)

Impreso: $9.99

Descarga: $0.99

En este libro aprenderás como recibir el Bautismo con el Espíritu Santo. También aprenderás la importancia y necesidad del hablar en lenguas. Si quieres el poder de dios en tu vida, este es el libro que necesitas.

 

 

Como Ser Sanado

Como Ser Sanado (libro)

Impreso: $9.99

Descarga: $0.99

En este libro aprenderás los principios de Dios para recibir la sanidad y la salud en tu cuerpo. Además aprenderás como ministrar a otras personas para que reciban sanidad divina. Si estás enfermo y necesitas un milagro este es el libro que necesitas leer.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized

¿Eres libre o esclavo? (Gálatas 4 – Versión Ciberamplificada)

En el capítulo 4 de Gálatas de Gálatas vemos la superioridad del Nuevo Pacto en Jesucristo sobre el Antiguo Pacto basado en la Ley.

Veamos Gálatas 4 en la Versión Ciberamplificada del Nuevo Testamento.

 

Gálatas 4

 
1 Voy a ser más explícito: el heredero, mientras es menor de edad (un niño), aunque sea propietario (dueño) de todos sus bienes, en nada se diferencia de un esclavo.

 

2 Y no entrará en posesión de ellos (todos sus bienes) mientras no llegue a la edad señalada por el padre [para el fin de su minoría de edad], sino que deberá estar sujeto a la autoridad de tutores (guardianes, mayordomos)1 y administradores (gobernador, supervisor de los bienes)2, 3.

 

3 Así también nosotros, cuando éramos menores de edad (en la etapa de niñez), estábamos permanentemente sometidos a la esclavitud (servidumbre) de las leyes, las normas y los principios del mundo en que vivimos.

 

4 Pero cuando llego la plenitud (el cumplimiento) de los tiempos [, es decir, el día señalado por Dios] 4, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer, nacido en sujeción a [las reglas y regulaciones de] la Ley,

 

5 para redimir (pagar el rescate y liberar) a los que estaban sujetos a la Ley, a fin de que fuéramos adoptados como hijos [y podamos ser colocados en nuestra posición de hijos adultos].

 

6 Y debido a que ustedes son hijos, Dios ha enviado el Espíritu de Su Hijo dentro de nuestros corazones (espíritus), el cual clama [con intensidad]: “¡Abba! ¡Padre!” (Papá, Papito amado).

 

7 Así que ya no eres un esclavo (siervo) sino un hijo;  y como eres un hijo,  Dios te ha hecho también [Su] heredero por medio de Cristo (el Ungido).

 

8 Ciertamente ustedes, los Gentiles (las personas que no son Judías), antes de conocer [y entender] a Dios estaban atados a la esclavitud de dioses que por naturaleza ni siquiera lo son [y menos aún existen].

 

9 Pero puesto que han llegado a conocer [y entender] a Dios; o, más exactamente, han sido conocidos (reconocidos) por Él, ¿cómo es que ahora retroceden y regresan atrás en sus pasos para caer nuevamente en las débiles, inútiles y rudimentarias leyes, normas y principios del mundo en que vivimos [, es decir, en principios religiosos vacíos y sin sentido], a los cuales quieren volver a someterse en la condición de esclavos?

 

10 ¡Ustedes siguen guardando meticulosa y religiosamente los días de fiesta, los meses, los tiempos y los años!5

 

11 Mucho me temo que mi trabajo entre ustedes haya sido del todo inútil.

 

12 Les ruego, hermanos, háganse como yo (identifíquense conmigo), como yo también me he hecho como ustedes (me identifique con ustedes). Ningún agravio ni ofensa me han hecho.

 

13 Ustedes saben que la primera vez6 que les prediqué (anuncié) el evangelio fue debido a una debilidad física (en el cuerpo).

 

14 A pesar de que mi aspecto físico7 era una prueba (tentación) para ustedes, no me desdeñaron ni me despreciaron; todo lo contrario, me recibieron como a un ángel de Dios, como a Cristo Jesús (el Ungido).

 

15 ¿Dónde está, pues, aquel sentido de bendición y alegría que tuvieron? Porque soy testigo en favor de ustedes que de ser posible, se hubieran sacado los ojos y me los hubieran dado8 [en señal de gratitud y amor].

 

16 Pero en cambio ahora… ¿van a mirarme (tratarme) como si fuera un enemigo porque soy honesto y les digo la verdad?

 

17 Esos (judaizantes) que muestran tanto interés por ganárselos a ustedes no abrigan buenas intenciones (ese celo que demuestran por ustedes no es honesto ni bueno).  Lo que quieren es separarlos de mí [que me opongo a lo que enseñan] para que ustedes se entreguen a ellos [y caigan en su error].

 

18 Es bueno mostrar siempre (todo el tiempo) celo con buenas intenciones, pero no sólo cuando yo estoy presente con ustedes.

 

19 Hijitos míos, por quienes nuevamente estoy sufriendo dolores del parto (alumbramiento) hasta que Cristo sea formado completa y permanentemente en ustedes.

 

20 Ahora mismo desearía estar ahí presente con ustedes para hablarles de otra manera (cambiar el tono de mi voz), porque me tienen perplejo y ya no sé cómo proceder con ustedes.

 

21 Díganme, ustedes que quieren obedecer (sujetarse, someterse) a la Ley: ¿no han oído lo que dice la Ley?

 

22 Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos: uno de su esclava y otro de su mujer, que era libre.

 

23 El hijo de la esclava nació [naturalmente,] según la carne y por decisión humana, pero el hijo de la libre nació en cumplimiento de la promesa.

 

24 Ese relato puede interpretarse en sentido figurado [pues contiene una alegoría]: estas mujeres representan dos pactos. Uno, que es Agar, procede del monte Sinaí [que es el lugar donde se dio la Ley] y tiene hijos que nacen [destinados] para ser esclavos;

 

25 porque el monte Sinaí está en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, donde vive ella con sus hijos en la esclavitud.

 

26 En cambio, el otro pacto es la Jerusalén celestial (de arriba), que es madre de todos nosotros, y es libre.

 

27 Porque la Escritura dice: “¡Alégrate, tú que eres estéril y no das a luz; prorrumpe en gritos de alegría, tú que no conoces los dolores del parto! Porque serán más numerosos los hijos de la mujer abandonada que los hijos de la que tiene marido”9.

 

28 Así que nosotros, hermanos, somos como Isaac, hijos de la promesa.

 

29 Y así como entonces el hijo nacido según la carne perseguía al hijo nacido por [la promesa y la] obra del Espíritu [Santo], así también sucede ahora.

 

30 Pero, ¿qué dice la Escritura? Pues dice: “Echa fuera a esa esclava (sierva) y a su hijo, porque el hijo de la esclava (sierva) no ha de compartir la herencia con el hijo de la libre”10.

 

31 De manera, hermanos, [nosotros que hemos nacido de nuevo] no somos hijos de una esclava (sierva), sino de la mujer libre.

 

 

1 epitropos (gr.); el guardián de un menor huérfano

2 oikonomos (gr.) el administrador de los bienes de alguien

3 El tutor era el guardián del niño; el administrador era guardián de los  bienes del niño

4 El día establecido por Dios para la entrada del Mesías al mundo

5 La iglesia de Galacia había caído en la enseñanza falsa de los judaizantes y estaba guardando y observando estrictamente las fiestas judías

6 En Hechos 14 se encuentra esta primera vez, cuando fue apedreado en Listra y dado por muerto, luego se levanta y evidentemente tenía en su cuerpo las señales de ese apedreamiento, lo cual provocó en el “una debilidad física”

7 Debido al apedreamiento en Listra

8 Esta frase nos muestra cual era el grado de gratitud y amor que los gálatas tenían por Pablo.

9 Isaías 54:1

10 Génesis 21:10

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized

Gálatas 1 – Biblia Ciberamplificada

Aquí les dejo el Capítulo 1 de la Epístola a los Gálatas en la Versión Ciberamplificada del Nuevo Testamento.

El Ciberpastor

Gálatas 1

1 Pablo, apóstol (mensajero, agente, enviado especial), no enviado ni designado (nombrado) por los hombres, sino por el propio Jesucristo y por Dios Padre, que lo resucitó de los muertos,

2 y los demás hermanos en la fe que están conmigo, a las iglesias de la provincia de Galacia.

3 Gracia (el favor y la buena voluntad de Dios hacia nosotros) y paz (bienestar) de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo (el Ungido).

4 quien se entregó a sí mismo [y se dispuso a morir] por nuestros pecados, y nos rescató (liberó, sacó) de este presente mundo perverso (malo, inicuo) en que vivimos, conforme al plan trazado por nuestro Dios y Padre (Su voluntad y propósito);

5 para quien es  [y pertenece toda] la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

6 Hermanos, me ha llenado de asombro (maravillado, admirado, sorprendido) el saber lo pronto [y rápido] que se han apartado (han cambiado su manera de pensar y han desertado) de Dios, quien por la gracia (el favor y la buena voluntad) de Cristo (el Ungido) los llamó a la vida eterna. Ustedes han optado por [unirse, pasarse y] seguir un “evangelio diferente” [y diametralmente opuesto],

7 No es que haya otro evangelio, sino que ciertas personas están sembrando confusión [y alterando sus mentes] entre ustedes y quieren pervertir (tergiversar, trastornar, distorsionar) el evangelio de Cristo (el Ungido).

8 Pero aun cuando nosotros mismos o un ángel del cielo les anunciara (predicara) un evangelio distinto [y que va más allá] del que les hemos anunciado, ¡sea anatema (este bajo maldición, sea separado y consagrado para la destrucción, sea condenado para el castigo eterno)1!

9 Como ya lo hemos dicho,  ahora lo repito: si alguien les anda anunciando (predicando) un evangelio distinto [y que va más allá] del que recibieron y apropiaron [tan ardiente y hospitalariamente en sus corazones], ¡sea anatema (este bajo maldición, sea separado y consagrado para la destrucción, sea condenado para el castigo eterno)!

10  ¿Busco ahora la aprobación (el favor) de los hombres, o de Dios? ¿Será que busco agradar a los hombres? Si todavía tratara de agradar a los hombres, no sería siervo (esclavo) de Cristo (el Ungido).

11 Quiero que sepan, hermanos, que el Evangelio que les prediqué no es cosa de los hombres [ni de origen humano].

12 Por que no lo recibí ni lo aprendí de ningún hombre,  sino que me llegó por revelación [directa] de Jesucristo (el Ungido).

13 Ustedes ya han escuchado y están enterados de mi conducta anterior cuando pertenecía a la religión Judía (al judaísmo), de la furia e intensidad con que perseguía a la iglesia de Dios,  [y que en mi celo hacía mi mayor esfuerzo] tratando de destruirla;

14 y cómo aventajaba en el [estudio y la observancia de las leyes del] judaísmo a muchos de mis compatriotas contemporáneos (de mi edad), mostrando mucho más celo por las tradiciones de mis antepasados (de mis padres).

15 Pero Dios, que aún desde antes de mi nacimiento2 me había escogido y llamado por su gracia (el favor y la buena voluntad de Dios hacia nosotros),

16 se agradó en revelar (descubrir, dar a conocer) a su Hijo en mí para que yo le anunciara (predicara) entre los gentiles (los que no son judíos), no consulté (no tomé opinión, ni pedí consejo, ni me comuniqué) enseguida con carne y sangre (con ninguna persona),

17 ni tampoco subí a Jerusalén para entrevistarme con los que ya eran apóstoles (mensajeros, agentes y enviados especiales de Cristo) antes que yo. Por el contrario, me retiré durante un tiempo a la región de Arabia, y después regresé a Damasco.

18 Después de tres años, subí a Jerusalén para conocer personalmente y entrevistarme con Cefas (Pedro), y me quedé con él quince días.

19 Pero no vi a ningún otro de los apóstoles (mensajeros, agentes y enviados especiales de Cristo), sino a Jacobo (Santiago), el hermano del Señor.

20 Dios me es testigo que en esto que les escribo no miento.

21 Después de aquella visita estuve en las provincias (regiones, laderas)3 de Siria y Cilicia.

22 Por eso no me conocían personalmente [en] las iglesias de Cristo (el Ungido) que había en Judea4.

23 Solamente sabían de mí lo que continuamente llegaba a sus oídos: “El que antes nos perseguía, ahora esta predicando (anunciando) la fe que tiempo atrás había intentado destruir (asolaba, devastaba).”

24  Y daban gloria a Dios por el cambio que en mí se había operado.

1 La palabra anatema se usa para una persona o cosa que ha sido separada y consagrada para la destrucción debido a que es aborrecida por Dios. En sentido espiritual se trata de una persona que ha sido alejada de Dos por causa del pecado. No se trata de una excomunión ya que se incluye a los ángeles. La idea aquí es la separación de Cristo y la destrucción por la eternidad, lo cual es el fin de los no salvos (tomado de Wuest).

2 Desde el vientre de mi madre

3 Klimata (gr.), la traducción literal es laderas, la zona que nos habla son las laderas frente al mar que se encuentran cerca del mar en el noroeste de Siria y el este de Cilicia, zona cercana a Tarso, ciudad natal de Pablo.

4 La región de Israel que rodea e incluye a Jerusalén.


Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized

Como Conseguir los Libros Publicados por el Ciberpastor

Página de actualización

974427

Lulu  

 

Libros de

El Ciberpastor

 

 

Ep�stola de Efesios - Versión Ciberamplificada

Epístola de Efesios – Versión Ciberamplificada (libro)

 

 

Impreso: $6.99

Descarga: $0.99

Lea la epístola de Efesios en esta nueva versión de la Biblia en Español. La Versión Ciberamplificada nos da una traducción ampliada de la Biblia, siendo usadas para su revisión más de 50 versiones diferentes de la biblia en Español e inglés y varios de los más importantes comentarios y diccionarios.

 

 

Historia de la Biblia

Historia de la Biblia (libro)

 

Impreso: $7.81

 

Descarga: $0.99

En este libro podrà encontrar la importancia y como es que se hizo la Biblia

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized

Efesios 2 – Versión Ciberamplificada

Efesios 2

1 Y a ustedes1, que estabais muertos (separados de Dios) debido a vuestros pecados y transgresiones

2 en los cuales anduvisteis [de manera continua] en otro tiempo,  siguiendo las corrientes y modas de este mundo [están bajo el vaivén de las tendencias de esta edad],  conforme al príncipe de la autoridad del aire (la atmósfera inferior),  [son obedientes y están bajo el control de] el espíritu [demoníaco] que ahora está operando en los hijos de desobediencia [los indiferentes, rebeldes, e incrédulos que están en contra de los planes y propósitos de Dios],

3 entre los cuales también nosotros vivimos y actuamos así en otro tiempo, de modo que nos comportábamos en armonía con los deseos y la concupiscencia de nuestra carne [nuestra conducta estaba dominada por deseos puramente humanos que venían de nuestra naturaleza sensual y corrupta]. Empujados por toda clase de pasiones y malos pensamientos, lo perverso de nuestra naturaleza nos hacía objeto de la ira de Dios y herederos de Su indignación, lo mismo que a todos los demás (el resto de la humanidad).

4 Pero Dios, que es tan rico en misericordia,  por su gran (intenso e inmenso) amor con que nos amó,

5 estando muertos (separados de Dios) a causa de nuestros pecados y transgresiones, nos vivificó juntamente con Cristo  [nos dio la misma clase de vida de Dios, el mismo tipo de vida nueva con la que Jesús resucitó];  por gracia (el favor y la buena voluntad de Dios hacia nosotros) habéis sido salvados (librados de la muerte espiritual y participantes de la salvación que Cristo proveyó),

6 y nos resucitó juntamente con Él, y también con Cristo Jesús (el Ungido) nos hizo sentar [en compañía de Él] en los cielos (los lugares celestiales).

7 para mostrar claramente en las edades venideras las superabundantes (sin limites ni medidas) riquezas de su gracia (el favor y la buena voluntad de Dios hacia nosotros), por su bondad hacia nosotros en Cristo Jesús (el Ungido).

8 Porque por gracia (el favor y la buena voluntad de Dios hacia nosotros) habéis sido salvados [completamente en el pasado] mediante la fe  [que como resultado hace que vuestra salvación persista en el presente]; esta salvación no procede de ustedes, sino que es un regalo (don) de Dios,

9 no por obras [ni por cumplir las demandas de la Ley, ni por nuestros propios esfuerzos], para que nadie se gloríe [ni pueda jactarse diciendo yo me gane la salvación por mis propios méritos].

10  Porque somos hechura de Dios (Su obra maestra),  recreados en Cristo Jesús (el Ungido) para [hacer] buenas obras,  las cuales Dios dispuso de antemano [predestinó y planeó con anticipación] a fin de que [nosotros] las pongamos en práctica [viviendo la vida victoriosa que preparó para nosotros].

11 Por lo tanto,  recuerden ustedes los gentiles paganos) de nacimiento; los que son llamados  “incircuncisos”  por aquellos que se llaman  “de la circuncisión”,  la cual se hace en el cuerpo [como una simple marca hecha] por mano humana,

12 recuerden que en ese tiempo ustedes estaban separados (viviendo alejados) de Cristo,  totalmente excluidos de la ciudadanía de Israel [y de sus derechos como nación] y ajenos a los pactos de la promesa [por no tener conocimiento de ella ni derecho a los acuerdos que Dios había hecho con Israel],  sin esperanza y sin Dios en el mundo.

13 Pero ahora ustedes pertenecen y están a Cristo Jesús, porque aunque antes estaban tan lejos de Dios, han sido acercados a Él por la sangre que Cristo (el Ungido) derramó.

14 Porque Cristo [mismo] es nuestra paz: Quien de los dos pueblos [judíos y gentiles] ha hecho uno [un mismo cuerpo],  derribando (destruyendo, quitando) mediante Su sacrificio el muro de enemistad que nos separaba,

15 Con su muerte puso fin a las enemistades originadas en los mandamientos y ordenanzas de la ley mosaica [destruyendo ese sistema represivo]; pues, tras abolir  aquel sistema legal, hizo parte de Sí mismo a ambos grupos [judíos y gentiles], creando un único y nuevo hombre [una nueva raza de hombres]; y haciendo la paz,

16   y reconciliando a ambos con Dios en un solo cuerpo  [judíos y gentiles unidos], por medio de la cruz, dando muerte en sí mismo a la enemistad y terminando con ella.

17 Y [Cristo, el Ungido] vino y les anunció las buenas nuevas de paz a ustedes que estaban lejos,  y a los que estaban cerca;

18 porque por la obra de Cristo (el Ungido), y unidos por el mismo Espíritu, tanto los unos como los otros, judíos y gentiles, tenemos abierto el acceso [y la entrada] a Dios el Padre.

19 De manera que ustedes ya no son extranjeros ni gente ajena (exiliados, inmigrantes, advenedizos, gente sin tierra y excluidos de los derechos de la ciudadanía), sino miembros de la familia de Dios, y conciudadanos de todos los creyentes en Cristo (el Ungido).

20 Ustedes han sido edificados sobre el firme fundamento de los apóstoles y los profetas, y tienen como la principal piedra angular al propio Cristo Jesús (el Ungido).

21 En Quien, toda la estructura bien coordinada (unida, ligada, soldada), [formada por] todos los creyentes [quienes] somos parte del mismo edificio, va creciendo para ser un templo consagrado y santo para el Señor;

22  en Quien también ustedes son edificados  juntamente [en comunión con todos los demás creyentes] para ser morada de Dios por el Espíritu.

 

1 La frase “él los dio vida” o “Él os vivificó” no se encuentra en los originales griegos, sino se añadió para tratar de explicar mejor el pasaje

 


3 comentarios

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized

Nuevo Proyecto del Ciberpastor: La Versión Ciberamplificada de la Biblia

¿Cómo están amados?

Aquí les envío mi nuevo proyecto: La Versión Ciberamplificada del Nuevo Testamento en Español.

En esta entrada les coloco el primer capítulo de Efesios para que puedan darme sus opiniones y sugerencias, creo que será de mucha utilidad para ustedes

No es una traducción de la famosa The Amplified Bible, aunque me ha servido de base para realizar el trabajo; he utilizado una gran cantidad de versiones en español y en ingles, para encontrar las palabras más adecuadas y sinónimos para explicar los pasajes.

Pero acepto sugerencias y aportes de ustedes, ya que el fin es poder ayudar al Cuerpo de Cristo en su estudio y entendimiento de la Palabra de Dios.

Aquí les coloco el texto de Efesios 1

Efesios 1

 
1 Pablo, apóstol (mensajero, agente, enviado especial) de Jesucristo (el Ungido), por la voluntad divina (el plan, propósito y elección de Dios) a los santos (consagrados y separados)
  que residen en Efeso y a los fieles, leales y firmes (creyentes) en Cristo (El Ungido) Jesús.

2 Gracia (el favor y la buena voluntad de Dios hacia nosotros) y paz (bienestar) de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.  

3 Bendito (alabado y adorado) sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo (el Ungido) Quien nos bendijo con toda  (y cada) bendición espiritual (dada por el Espíritu Santo) en los lugares celestiales en Cristo.

4 Dios [en Su amor] nos eligió [nos tomó para ser de Su propiedad] en Cristo (el Ungido) desde antes de la fundación del mundo, para que seamos santos (consagrados y separados para Él) y sin mancha (libres de todo pecado) delante de Él,

5 en amor, eligiéndonos de antemano (predestinándonos) para ser adoptados como Sus hijos por medio de Cristo (el Ungido); según la buena intención y propósito de Su voluntad.

6 Para alabanza de la gloria de su gracia (el favor y la buena voluntad de Dios hacia nosotros) que gratuitamente nos ha impartido y con la cual nos otorgó el honor especial de ser aceptos en el Amado.

7 En quien tenemos redención (liberación, salvación y rescate) a través de su sangre, la remisión (perdón y libertad) de nuestros pecados (faltas y transgresiones), según las [abundantes] riquezas de su gracia (el favor y la buena voluntad de Dios hacia nosotros).

8 Que Él derramó sobreabundantemente sobre nosotros con toda clase de sabiduría e inteligencia (prudencia, y entendimiento práctico y espiritual).

9 Haciéndonos conocer el misterio (secreto) de Su voluntad (de Su plan y propósito). De acuerdo a Su buen propósito que de antemano se había propuesto y que estableció en Cristo (el Ungido),

10 para realizarlo en la [dispensación de la] plenitud de los tiempos y clímax de las edades, de reunir, dirigir y consumar todas las cosas en Cristo (el Ungido), las que están en los cielos y las que están en la tierra.

11 En Él también hemos sido constituidos herederos y tenemos parte en la herencia de Cristo, porque Dios, en Su propósito soberano (según el designio  de Su voluntad), nos predestinó (eligió y destino de antemano) para ser suyos,

12 a fin de que nosotros, que fuimos los primeros en poner nuestra esperanza en Cristo (el Ungido), seamos [y sirvamos] para alabanza de su gloria.

13 En Él también ustedes, habiendo escuchado la Palabra de la verdad, el Evangelio (la Buena Nueva) de su salvación, y creído también en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la Promesa,

14 este sello es las arras (el enganche, el pago anticipado) de nuestra herencia hasta la redención completa de la posesión adquirida,  para alabanza de su gloria.

15 Por ese motivo yo, habiéndome informado de vuestra fe en el Señor Jesús  y del amor que demuestran por todos los santos (el pueblo de Dios),

16 no ceso de dar gracias por ustedes, recordándolos (teniéndolos siempre presentes) y haciendo mención de ustedes en mis oraciones.

17 [Siempre oro para que] para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, les conceda espíritu de sabiduría y de revelación (el entendimiento de los misterios y secretos) en la esfera de un [perfecto y completo] conocimiento de Él,

18 para que sean iluminados los ojos de vuestros corazones (espíritus) para que sepan y entiendan la esperanza a la que Él los ha llamado, cuales son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos (los consagrados y separados para Él),

19 y [para que puedan conocer y entender] cuál es la extraordinaria, ilimitada y superabundante grandeza (magnitud) de Su poder inherente para con nosotros los que creemos, según la energía operativa (actividad propia) de Su poderosa fuerza,

20  que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a Su diestra en los lugares celestiales,

21  muy por encima de todo principado y autoridad y  poder y dominio, y de cualquier otro nombre [por encima de cualquier título que pueda ser conferido] que se invoque,  no sólo en este mundo presente sino también en el venidero.

22 Y Dios sometió todas las cosas debajo de sus pies, y lo constituyó sobre todas las cosas como cabeza universal y suprema de la iglesia [no como una organización, sino como un cuerpo invisible de creyentes],

23 la cual es Su cuerpo, la plenitud de aquel que llena todas las cosas en todos [para que en ese cuerpo viva la medida total de aquel que completa todas las cosas, y que en cualquier lugar llena todas las cosas consigo mismo].

Deja un comentario

Archivado bajo Amor, Biblia, Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Resurrección, Sanidad Divina, Uncategorized