Archivo mensual: diciembre 2006

Como Servir a Dios en tu Iglesia – 5

Cuatro Verdades

Acerca del Llamado

1. EL LLAMADO VIENE DE DIOS

ISAIAS 41:8 –10; 49:1

8 Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo.

9 Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché.

10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

1 Oídme, costas, y escuchad, pueblos lejanos. Jehová me llamó desde el vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria.

 

GALATAS 1:15

15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia.

En Hebreos 5:4 dice: “Y nadie toma para si esta honra sino el que es llamado por Dios.”

En 1 CORINTIOS 12:28 vemos que “a unos puso Dios en la iglesia.”

SALMO 127:1

1 Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.

Una persona no puede llamarte, tu mismo no puedes hacerlo; si Dios no te ha llamado estas perdiendo tu tiempo.

Por otro lado, aunque Dios no te haya llamado al ministerio quíntuple, si te ha llamado para que sirvas en la iglesia

 

2. EL LLAMADO ES SANTO

ISAIAS 6:1 – 9

1 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.

2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.

3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

4 Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo.

5 Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas;

7 y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

8 Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.

9 Y dijo: Anda, y di a este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis.

 

2 TIMOTEO 1:9

9 quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos.

Dios nos llamó con un llamamiento santo.

La palabra SANTO en la Biblia significa SEPARACION y CONSAGRACION.

La persona a la que Dios llama es separada para hacer lo que Dios le ha dicho que haga, y ella misma se consagra para cumplir su ministerio.

 

3. EL LLAMADO TIENE UN PROPOSITO DIVINO

JEREMIAS 1:4 – 10

Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo:

5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.

6 Y yo dije: ¡Ah! ¡ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño.

7 Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande.

8 No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.

9 Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.

10 Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.

 

ROMANOS 8:28

28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

En 2 TIMOTEO 1:9 dice que Dios nos llamó “no según nuestras obras sino según el propósito suyo.”

En EFESIOS 4:11 – 12 vemos el propósito del llamado divino: “. . . perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo.”

Es cierto que Dios llama a la gente para hacer diversas cosas, pero el fin de todo es edificar a la iglesia y alcanzar al mundo.

 

4. EL LLAMADO DE DIOS ES IRREVOCABLE

ROMANOS 11:29

29 Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.

Si Dios te ha llamado para hacer algo, el llamado siempre estará ahí.

 

¿CÓMO SABER SI SOMOS LLAMADOS?

El llamado de Dios es personal. Si Dios te ha llamado El te lo dirá. Si Dios no te ha mostrado que tienes un llamado, no debes de hacer caso a lo que la gente te diga.

ROMANOS 8:14, 16

14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

Si Dios te ha llamado tendrás la convicción en tu propio espíritu, tendrás el testimonio en tu corazón.

Yo siempre he sabido que Dios me había llamado. Algo en mi interior me lo decía una y otra vez desde que conocí al Señor. Es algo que siempre ha estado en mí. Forma parte de mi interior tal como mis orejas forman parte de mi exterior.

Si Dios te ha llamado, lo sabrás. Los hombres solo pueden confirmar lo que ya sabes.

Pero aún cuando Dios no te haya llamado al ministerio quíntuple, El te ha llamado para servir y ayudar en la iglesia local.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Uncategorized

Como Servir a Dios en tu Iglesia 4

EL LLAMADO DIVINO

La Biblia nos enseña que hay un llamado de Dios. Un llamado para todos los hombres, así como un llamado para todos los creyentes.

Según el diccionario, un llamado se define como:

1. Acción para atraer a alguien de un lugar a otro.

2. Inspiración divina que mueve los corazones.

3. Designación legitima de una persona para una sucesión o cargo.

 
1 PEDRO 2:9

9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable

 Dios nos llamó de las tinieblas a su luz admirable; nos traslado de un lugar a otro.

2 CORINTIOS 5:18 – 20

18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

Dios esta llamando a todos los hombres a la salvación. El clamor del corazón de Dios es que todos los hombres se reconcilien con El.

2 PEDRO 3:9

9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

La voluntad de Dios es que todos los hombres se salven, pero la decisión final es del hombre, pues en APOCALIPSIS 3:20 dice: “El que oye mi voz y abre la puerta, yo entraré a el.”

El llamado de Dios siempre está disponible, pero a nosotros somos los que debemos responder.

En 1 CORINTIOS 12:27 – 28 vemos que también hay un llamado divino para el creyente; pues: “. . . a unos puso Dios en la iglesia.”

EXODO 35:30 – 36:1

30 Y dijo Moisés a los hijos de Israel: Mirad, Jehová ha nombrado a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá;

31 y lo ha llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría, en inteligencia, en ciencia y en todo arte,

32 para proyectar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce,

33 y en la talla de piedras de engaste, y en obra de madera, para trabajar en toda labor ingeniosa.

34 Y ha puesto en su corazón el que pueda enseñar, así él como Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan;

35 y los ha llenado de sabiduría de corazón, para que hagan toda obra de arte y de invención, y de bordado en azul, en púrpura, en carmesí, en lino fino y en telar, para que hagan toda labor, e inventen todo diseño.

1 Así, pues, Bezaleel y Aholiab, y todo hombre sabio de corazón a quien Jehová dio sabiduría e inteligencia para saber hacer toda la obra del servicio del santuario, harán todas las cosas que ha mandado Jehová.

En nuestra definición vimos que el llamado es: “La designación legitima de una persona para un cargo.” Dios mismo es el que designa creyentes para cumplir tareas especificas. Algunos son llamados para el ministerio quíntuple (EFESIOS 4:11), pero la mayoría de los creyentes son llamados para apoyar en el ministerio de ayudas.

Deja un comentario

Archivado bajo Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Uncategorized

Como Servir en tu Iglesia – 3

El Ministro

Hemos definido al ministro como un siervo; es decir como alguien que sirve, un servidor. Ahora vamos a ver en la Biblia las diversas palabras que se usan para SIERVO.

En el Antiguo Testamento se usan principalmente dos palabras:

1. SHARATH: En hebreo significa ministrar o servir. Nos habla de una persona que sirve a alguien que tiene un rango superior. En EXODO 24:13 y JOSUE 1:1 vemos que Josué era servidor de Moisés.

2. EBED: Significa esclavo o siervo. Nos habla de servir de una manera más general. En LEVITICO 25:55 dice que Israel es siervo de Jehová.

En el Nuevo Testamento el significado es más amplio y se ve en cuatro palabras:

1. LEITOURGOS: Esta palabra se encuentra en ROMANOS 13:1 – 6 y nos habla de un letrado o servidor publico.

2. HUPERETES: Esta era la palabra que se le daba a los esclavos que eran los encargados de remar en los trirremes romanos. Nos habla de alguien que sirve a una persona que tiene un rango superior. Vemos esta palabra EN LUCAS 4:20, HECHOS 13:5 y PRIMERA DE CORINTIOS 4:1.

3. DIAKONOS: Es de esta palabra que sacamos la palabra DIACONO. Nos habla de alguien que ejecuta la palabra de otro. Esta palabra se ve en Marcos 10:43, Romanos 13:4 y otros. En HECHOS 13:1 – 6, aunque no se menciona la palabra, podemos ver un ejemplo de su función.

4. DOULOS: Vemos esta palabra en Romanos 1:1. Nos habla de un esclavo; alguien que se entrega a la voluntad de otro.

Para concluir, vemos que DIAKONOS nos habla de un siervo respecto a su trabajo; DOULOS, en relación con su amo; HUPERETES en relación con su superior; y, LEITOURGOS, en relación con su servicio publico.

En estas seis palabras encontramos que un siervo es una persona que sirve otros.

En MATEO 20:20 – 28 Jesús nos da la llave para la grandeza en el reino de Dios.

MATEO 20:20-28

20 Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo.

21 El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda.

22 Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos.

23 El les dijo: A la verdad, de mi vaso beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre.

24 Cuando los diez oyeron esto, se enojaron contra los dos hermanos.

25 Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad.

26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,

27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo;

28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

La grandeza no viene por nuestra posición, la grandeza no viene por amistad,

la grandeza no viene por autoridad,la grandeza no viene por enseñorearse,

LA GRANDEZA VIENE POR SERVIR.

Jesús nos dice aquí dos cosas:

1. Si quieres ser grande debes ser un servidor.

2. Si quieres ser el primero, debes ser el siervo de todos.

Debemos seguir el ejemplo de Jesús, El no vino para ser servido sino para servir.

 

TRES CARACTERISTICAS DE UN SIERVO DE DIOS

Si quieres ser un siervo de Dios, debes tener estas cosas en tu vida y desarrollarlas de día en día.

 

1. DEBES VESTIRTE DE LA SALVACION

ISAÍAS 61:10

10 En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas.

Los ministros deben de vestirse de la salvación.

Esto nos habla de dos cosas. En primer lugar debes de conocer a Dios. Es decir confesar a Jesús como tu Señor de acuerdo a ROMANOS 10:9 – 10.

ROMANOS 10:9-10

9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

En segundo lugar debes de entender la salvación y los beneficios que hay en ella. Como dice en EFESIOS 6:17: “Tomad el yelmo de la salvación.”

La palabra SALVACION viene de la palabra griega SOTERIA, que significa redención, justificación, sanidad, liberación, protección, seguridad y varios significados más. Esta palabra encierra todo lo que Jesús hizo por nosotros.

Para poder ayudar a otros, tienes que saber como hacerlo. No puedes guiar a otro a la salvación si no eres salvo. No puedes ayudar a alguien para que reciba algo de Dios si no sabes que Dios lo ofrece.

Para conocer la salvación debes de conocer el evangelio, porque el evangelio es el poder de Dios para salvación a todo aquel que cree (ROMANOS 1:16).

ROMANOS 1:16

16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego

 

2. DEBES CAMINAR EN LA PALABRA DE DIOS

SALMO 1:1 – 3

1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,

Ni estuvo en camino de pecadores,

Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia,

Y en su ley medita de día y de noche.

3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,

Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae;

Y todo lo que hace, prosperará.

Dios llama bienaventurada a la persona que camina en Su Palabra.

2 TIMOTEO 3:16-17

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

En este pasaje vemos que si caminamos en la Palabra estaremos preparados para toda buena obra, es decir, para ministrar a otros.

2 TIMOTEO 2:15

15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.

Un buen ministro estudia la palabra de Dios para dársela a otros.

 

3. DEBES CAMINAR EN SANTIDAD

1 PEDRO 1:13 – 16

13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado;

14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;

15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;

16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.

Debemos caminar en santidad. La santidad es no caminar como camina el mundo, sino caminar de acuerdo a la Palabra de Dios.

En ISAIAS 52:11 dice que no toquemos lo inmundo. Es decir, que caminemos limpiamente.

ISAÍAS 52:11

11 Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová.

Hay tres cosas de las que todo ministro debe de cuidarse: del oro de Dios, de la gloria de Dios y del sexo opuesto. Si no tenemos cuidado en estas cosas podemos perder el ministerio.

Todo siervo de Dios tiene estas características en su vida; desarróllala y tendrás un ministerio exitoso.


Deja un comentario

Archivado bajo Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Uncategorized

Como Servir en tu Iglesia – 2

Capitulo 1

El Ministerio

Para poder entender el ministerio de ayudas debemos entender EL MINISTERIO.

2 CORINTIOS 5:17-20

17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

Dios nos ha dado a los creyentes EL MINISTERIO DE LA RECONCILIACION.

MATEO 28:18-20

18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

MARCOS 16:15-20

15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

19 Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.

20 Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.

En MATEO 28:18 – 20 y MARCOS 16:15 – 20 vemos como es que Jesús instituyó este ministerio, al darle a la iglesia el ministerio de la reconciliación.

Todos los creyentes están en este ministerio. Cada uno de nosotros debe ganar gente para Jesús.

EFESIOS 4:7 – 8, 11 – 12

7 Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo.

8 Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.

11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

Aquí Jesús instituye otro ministerio, con otra misión y dirigido a otro grupo de personas, EL MINISTERIO QUINTUPLE.

Estos dones que Dios dio a los hombres son personas, con oficios específicos y un llamado especial, que Dios dio a la iglesia para:

1. Perfeccionar a los santos (todos los creyentes) para la obra del ministerio (de la reconciliación).

2. Para la edificación del Cuerpo de Cristo.

Aunque no todos son llamados al ministerio quíntuple, todos somos llamados al ministerio de la reconciliación.

Habiendo explicado esto definamos la palabra MINISTERIO:

La palabra MINISTERIO en la Biblia viene de la palabra griega DIAKONIA que significa SERVICIO.

El ministerio no es algo espectacular, no es tener fama y fortuna, no es tener autoridad sobre otros, el ministerio se deletrea

T – R – A – B – A – J – O.

La mejor forma de definirlo es:

MINISTERIO = TRABAJO

Para poder definir al ministro, veamos que palabra se usa en la Biblia. La palabra griega que se usa es DIAKONOS que significa SIERVO.

Entonces:

MINISTRO = SIERVO

MATEO 20:28

28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Jesús, nuestro máximo ejemplo de un ministro, no vino para ser servido sino para servir.

Habiendo definido al MINISTERIO y al MINISTRO, vamos a definir al MINISTERIO DE AYUDAS.

1 CORINTIOS 12:27 – 28

27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas.

Aquí encontramos otra lista de ministerios. En ella nos encontramos con el ministerio de ayudas. AYUDAS en griego es ANTILEMPSIS que significa ALGUIEN EN QUIEN SOSTENERSE.

El MINISTERIO DE AYUDAS es un servicio o trabajo que Dios puso en la iglesia para apoyar al MINISTERIO QUINTUPLE.

HECHOS 6:1 – 7

1 En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria.

2 Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. 3 Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.

4 Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.

5 Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía;

6 a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

7 Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

En este pasaje vemos la institución del ministerio de ayudas en la iglesia.

En los versos 2 al 4 los apóstoles dijeron: “No es justo que dejemos la Palabra de Dios para servir a las mesas. . . . Buscad hermanos, de entre vosotros, a quienes encarguemos este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y el ministerio de la Palabra.”

Un pastor no puede hacer todo el trabajo, necesita la ayuda de gente. Por este motivo Dios levanto el ministerio de ayudas. El pastor necesita tiempo para orar y para el ministerio de la Palabra.

En el verso 7 vemos el resultado de la aparición de este ministerio: “Y crecía la Palabra del Señor, y él numero de discípulos se multiplicaba grandemente . . . .”

Cuando este ministerio cumple su labor en la iglesia, el pastor tiene tiempo para prepararse y cumplir su labor.

Quizás nunca seas parte del ministerio quíntuple, pero como creyente eres parte del ministerio de ayudas.

Deja un comentario

Archivado bajo Blogroll, Fe, futuro, iglesia, jesus, milagros, ministerio, oración, Uncategorized

Como Servir en tu Iglesia – 1

Introducción

1 CORINTIOS 12:12-27

12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.

13 Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

14 Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos.

15 Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

16 Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

17 Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato? 18 Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso.

19 Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo?

20 Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo.

21 Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.

22 Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios;

23 y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro.

24 Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba,

25 para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.

26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.

27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

Nosotros somos parte del Cuerpo de Cristo, es decir la iglesia. Aunque somos muchos miembros, somos un solo cuerpo.

Dios le ha dado una labor especial a cada miembro de la iglesia. Así como en el cuerpo humano cada miembro y órgano tiene su función, lo mismo sucede en el Cuerpo de Cristo. No existen apéndices en el Cuerpo de Cristo, todos los miembros sirven para algo.

Cada uno de nosotros es especial porque Dios nos ha dado una labor especifica en la iglesia. Y toda labor en la iglesia es importante. Puede que la labor que Dios te dio no sea visible, pero eso no le quita la importancia.

Otra cosa importante en este pasaje es que nos necesitamos. Debemos trabajar juntos y unir nuestro esfuerzo para que la iglesia crezca.

Deja un comentario

Archivado bajo Fe